En una decisión ampliamente esperada por los mercados, durante la jornada de ayer la Reserva Federal de los Estados Unidos optó por sostener la tasa de referencia sin cambios por quinta reunión consecutiva, manteniéndola en el nivel de 5,25% - 5,50% alcanzado en julio del 2023. Lo anterior, que estaba completamente descontado por los inversionistas, fue acompañado por la actualización trimestral de las proyecciones económicas de la institución, dentro de las cuales se destacaron el incremento en el crecimiento esperado para el año en curso (2,1%), la corrección a la baja en la tasa de desempleo (4,0%), y el ajuste al alza en la expectativa de inflación subyacente (2,6%).


A pesar de las modificaciones mencionadas, las proyecciones de tasa para el 2024 mantuvieron los tres recortes incorporados en diciembre, reafirmando la voluntad de la Reserva Federal de comenzar el ciclo de normalización de política monetaria, sujeto a que los datos económicos evolucionen acorde al escenario base de la institución, y continúen apuntando a una continuidad en el proceso des inflacionario.

¿Cómo han reaccionado los mercados?

Pasada la volatilidad inicial durante la conferencia de prensa del presidente de la Reserva Federal, la reacción de los mercados de renta fija fue positiva pero moderada, con la tasa a 2 años, de elevada sensibilidad a la política monetaria, cayendo en el entorno de 6 puntos básicos, y la tasa a 10 años manteniéndose relativamente estable. Las expectativas para la trayectoria futura de las tasas tampoco presentaron mayores variaciones, aunque la probabilidad de un recorte de 25 pbs durante el mes de junio se incrementó levemente volviendo a superar el 60%.


Por otra parte, la confirmación de que la Reserva Federal continúa proyectando tres recortes de tasa para cierre de año fue bien recibida por los mercados de renta variable, con los principales índices accionarios de Estados Unidos operando al alza, con ganancias de entre 0,76% y 1,25%.

¿Cuál es nuestra recomendación?

Alineados a las expectativas de mercado y a las proyecciones de la Reserva Federal, continuamos anticipando recortes de tasa para la segunda mitad del año, entendiendo que las sorpresas recientes en materia de inflación no constituyen una re-aceleración en la variación de precios, sino que reflejan la dificultad de alcanzar el último tramo en el camino hacia el objetivo del 2,0%.

En línea con esto, y con la fortaleza que continúa mostrando la economía global, mantenemos nuestra preferencia por la renta variable respecto a la renta fija. Con relación a la última, conservamos, para nuestros portafolios internacionales, nuestra preferencia por duraciones neutrales, ante la expectativa de que, dada la solidez de la economía estadounidense, reflejada en el ajuste al alza de las proyecciones de crecimiento de la Fed, se puedan continuar observando, en el corto plazo, sorpresas inflacionarias que mantengan elevada la volatilidad en tasas.

Informate para tomar mejores decisiones financieras.
Contactá a un asesor de inversiones.

CLICK ACÁ